A Quiet Place; un filme que te jugara con los nervios

A Quiet Place, el nuevo filme de horror dirigido, coescrito, y protagonizado por la estrella de The Office, John Krasinski, se presenta como una de las mejores películas de un genero que parece estar desvaneciendo con el pasar del tiempo. Un filme que apenas recurre al uso de dialogo utiliza élegamente un estilo de grabación que mediante tomas de cerca proyectan el miedo, la tensión, y el afecto sentido por todos sus personajes por medio del lenguaje no verbal.

Krasinski, quien dirigió un total de 3 episodios, y participo como actor en los 188 episodios de The Office dejo claro con el filme de A Quiet Place que sus años como parte de la famosa serie cómica no fueron en vano dado el hecho que el tipo de grabación utilizado en la película es muy similar al que usa la serie satírica para visualizar las emociones de sus personajes. Krasinski sabiendo que estaría dirigiendo una película en la cual no se hablaría tanto como en otras logro perfeccionar de cierta manera este tipo de grabación para así poder expresar la tensión de las diferentes situaciones presentadas en la película. Es esta importancia prestada al uso de las micro-expresiones faciales que nos demuestra lo creativo y observador que puede ser Krasinki detrás de la cámara.

Image result for krasinski filming a quiet place

A Quiet Place trata sobre una familia que vive en las peores circunstancias cuando el mundo se ve aterrorizado por unas extrañas criaturas ciegas que cazan utilizando el sonido que emiten las personas, un mundo en donde la mínima resonancia acústica es una amenaza para la vida. Evelyn (Emily Blunt), y Lee Abbott (John Krasinski) son los padres de una familia con dos niños que han sobrevivido viviendo en una casa asilada de todo tipo de sonido, en donde incluso la misma interacción entre ellos mismo es a base del lenguaje de señas. La primera parte del filme básicamente consiste en una explicación breve de como han logrado sobrevivir a la calamidad presente, sin embargo, a pesar de que no sucede mucho en cuanto a la presencia de estas criaturas refiere, la primera parte es utilizada meticulosamente para presentar de forma indirecta lo que ha parecido suceder en el mundo entero. Utilizando boletines informativos en periódicos y diferentes tipos de advertencias en rotulaciones presentes en la calle el filme le deja saber a la audiencia que la constante amenaza en la cual viven los Abbott es muy real sin la necesidad de ser muy enfático sobre ello. Adicional a todo lo presentado referente al trasfondo histórico del mundo en el que viven, la primera mitad de la película también sirve como precedente hacia la importancia que se le presta al silencio, lo que es quizás en mi opinión el factor que hace que el filme sobresalga tanto en cuanto a originalidad y creatividad por parte de Krasinski como director, ya que durante este periodo de la película nos vemos centrados en el aspecto de observar cuán difícil puede ser el mantener silencio incluso cuando la vida depende de ello ya que el ruido en esencia es básicamente parte del diario vivir del humano.

Por encima de todo una de las cosas el cual se nos hace un poco difícil creer como parte de la audiencia es el hecho de que los Abbott, adicional al hecho de tener que bregar con la situación amenazante del sonido están esperando un bebe que han decidido que van a tener. Como los Abbott bregan con esta situación sabiendo la enorme cantidad de ruido que un parto conlleva se presenta como la problemática principal de la segunda mitad de la película lo que se presta para un sinnúmero de momentos sumamente tensos en los cuales quedarse sentado en la silla resulta ser algo muy difícil.

Image result for a quiet place

Con esto dicho, Krasinski no solo logro su mejor trabajo como parte de la industria cinematográfica con la dirección de A Quiet Place, sino que también llevo a cabo lo que posiblemente ha sido su mejor trabajo como actor en conjunto a Emily Blunt. El cuarteto de actores (John Krasinski, Emily Blunt, Millicent Simmonds, y Noah Jupe) hacen todos un trabajo fenomenal proyectando grandes emociones como miedo, ansiedad, angustia, y amor mediante la sencillez de las expresiones faciales y con un dialogo verbal de no más de 100 palabras.

En conclusión, John Krasinksi ha logrado hacer una película que sin duda alguna será recordada como una de las mejores en su género. A Quiet Place no solo es una película que sobresale en el genero de horror, sino que también esta cinematográficamente por encima de muchos filmes que han salido durante estos últimos años lo cual la hace sumamente recomendable para todo aquel que tenga un ojo critico ante el cine al igual que aquellos que buscan un buen entretenimiento.

0
0

Leave a comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *